jueves, 21 de enero de 2016

Creer en lo invisible

Es más fácil soñar algo que hacerlo realidad. Lo duro es luchar por algo y nunca llegar a conseguir resultados, que te desprecien sin reconocer tu esfuerzo, que te juzguen sin conocerte más allá de tu físico, que te olviden al final del día. Es terrible que la gente que ves como un ejemplo (un adulto, for example) te falle cuando más crees en él y que tengan el valor de decirte que no eres nada para ellos.
Es como si todo el tiempo que trabajabas para obtener resultados hubiese sido creer en algo inexistente. Pero tranquilo/a, un día eso en lo que creíste se convertirá en algo visible para los demás.

Foto de mí hace dos años

miércoles, 20 de enero de 2016

Viajar

Viajar es una acción que define mi vida. Siempre he creído que hasta viajar a por unos tomates a la tienda de al lado, pudiera convertirse en un viaje lleno de aventuras. He tenido la suerte de viajar hasta ahora a muchos lugares geniales, tanto fuera como dentro de España, pero sigo creyendo que cada acto que hacemos es viajar hacía un futuro próximo.
Viajar es conocer culturas, tradiciones, admirar paisajes, colores, arte, museos, ríos, mares, personas nuevas, quien sabe. Viajar es conocer o al menos acercarnos a otros lugares diferentes de lo típico o fácil de nuestra vida, salir de nuestra zona de confort (Minnie Peacock) Otra de las cosas que amo de viajar es la sensación de volver a casa y recordar todos esos nuevos recuerdos que hemos creado. Uno de los mejores viajes es hacía al pasado, pues nos hace darnos cuenta de todo lo que hemos vivido en tan solo unos días o unas horas.
Amo viajar en tren o en avión tranquilamente viendo como avanza el paisaje poco a poco. Odio viajar en coche, porque me mareo y me aburre ver solo carretera, además llamarme rara; pero nada más entrar a un coche o a un garaje me entran ganas de vomitar.
 En fin, viajar es una afición que todos podemos practicar, porque aunque no te vayas a la otra punta del mundo, puedes viajar hacía el pueblo que tengas al lado o hacía la parte más alejada de tu ciudad. Solo te quitará tiempo, algo muy valioso, pero te prometo que no lo irás a desperdiciar.
Ahora os voy a decir lugares a los que he viajado y no me importaría volver, un viaje al pasado; pero con objetivos hacía el futuro.

  • Córdoba. Una ciudad sencilla y serena que posee un valor muy especial para mí. Un segundo hogar. El acento dulce andaluz que me conoce de toda la vida o quiere hacerlo. Es un lugar con mucho valor histórico, cada vez que caminas siempre hay algo por lo que sentirse orgullosa y parase a observar. 

  • Galicia. No es en cuestión una de mis regiones favoritas; pero los pequeños pueblos de Galicia me parecen preciosos, llenos de grandes paisajes y bosques y esos amaneceres en la playa. En resumen, un lugar de película. 

  • Arezzo. Ciudad italiana llena de magia y originalidad. Iba caminando por las calles y siempre algo me sorprendía, sobre todo esas pequeñas muestras de arte urbano. La comida carísima; pero una de las mejores que he probado. En esta ciudad rodaron Lo que el viento se llevó.

  • Venecia. Sin palabras: el mar que nos rodeaba, la isla de Murano, la pizza, el italiano, las góndolas...Una vez pasé por delante de una tienda donde se estaban probando trajes antiguos para el Carnaval, me lleve una máscara de un gato como recuerdo de uno de mis mejores viajes.










martes, 19 de enero de 2016

Inspiración

La inspiración no es algo que viene o que se espera. Muchas personas se quejan de no tener imaginación y yo he tenido la experiencia de pasar malos ratos por no tener ni idea de donde había huido mi sentido de la creación. Pero después de mucho pensar, me he dado cuenta que la inspiración no es algo que llegue cuando tú quieras, sino que es un elemento que vuela. Sí, tal como lo oyes, es algo que vuela por los lugares más recónditos del universo, que se esconde tras tu cabeza o que se activa con tus propios sentimientos, recorre caminos y senderos, está en muchos lugares y a la vez en ninguno; pero ante todo, siempre está presente.
Quien quiera tener la oportunidad de estar a su lado debe abrir los ojos con mucha atención, controlar cada instante y cada segundo, abrir las ideas que nos vienen sin juzgarlas o pensar si las juzgarían. Hay que tener fe en todos los pensamientos que cruzan nuestra mente cada día, porque de nada vale que la inspiración este a nuestro lado si no la escuchamos.
Un beso a todos y feliz martes.

Foto mía



lunes, 18 de enero de 2016

16 años

Sí, tal cual, como lo oyes a la primera, lo procesas a la segunda y niegas a la tercera.
¿Cómo alguien con una cara tan de niña puede cumplir los años más decisivos de la adolescencia tan pronto? No debería estar permitido, yo estoy de acuerdo, al menos no en enero. Si fuese en diciembre o en noviembre, como mucho algún mes de verano; pero...¿en enero?
Y es que 16 años no es solo una cifra que deslumbra en una tarta de cumpleaños y que luce en un carnet de identidad convencional. No, es que 16 años son más de una década y media respirando, caminando y conociendo esta compleja realidad. Son años de experiencia, madurez y dolor, también llenos de recuerdos y fantásticas personas.
Además es una cifra que empieza por el prefijo "dieci" es decir, a partir de él, surgen cifras más y más altas y grandes (diecisiete, diecinueve etc) y cuando empieces date cuenta de que no vas a poder parar, porque cuando lo hagas entrarás en la época de los veinte o los treinta. Lo sé, asombroso e incoherente que alguien que no sepa ni cocinar tomate frito vaya a ser capaz de entrar en ese laberinto lleno de números y ensanches.
Pero claro aparte de lo que los demás piensan, quería decir que 16 años dan para mucho, yo misma estoy de testigo, y que si no has sido capaz de hacer nada  interesante has perdido una gran oportunidad. Cada año dura 365 días, cada día 24 horas y cada hora 60 minutos, puedes calcular que has tenido tiempo de sobra.
A los ojos de los demás podré parecer creída al escribir lo que viene después; pero me sentía en la necesidad de dejar de ser modesta por una vez y enseñar aquello que considero interesante o que me ha salido bien.
Así que, sin más rollos que contar, empecemos:

  • Sonará típico pero estoy orgullosa de las personas que me rodean, desde familiares a amigos. En especial quería hablar de que mi familia cercana es muy peculiar y que a pesar de que yo tenga tantos defectos y sea tan vaga, ellos me quieren igual. Así que doy gracias por tener una familia tan estupenda y comprensiva.
  • He sido capaz de sacar más de un 7 en todas las asignaturas. Era en segundo de la eso y no había tantas asignaturas; pero estoy algo orgullosa de ello.
  • Fui capaz de aguantar en un bus más de 20 horas seguidas y no morir en el intento. Estaba en Perú y las distancias allí son muy largas xD.
  • Conseguí buscarle un buen hogar a mi gallina Esmeralda, es decir, mi casita. Aunque a veces la descuide, siempre está ahí para darme un cariñito y en serio, es la mejor gallina del mundo.
  • Subí a pie el Machu Pichu el día de Navidad. La gran mayoría de la gente sube en autobús; pero yo me fui por las escaleras.
  • Aguanté diez días en un campamento del que no conocía a nadie, parecerá una tontería fácil de cumplir; pero para mí no , pues soy una persona bastante tímida en el sentido de conocer a gente nueva.
  • Rescaté una paloma de la calle y la tuve en mi casa hasta que la encontré un hogar. Fue muy estresante ver como nadie me ayudaba. Al final unas chicas majísimas me ayudaron y ahora Rita (o Terra) es feliz.
  • He sido capaz de verme una serie entera todos los capítulos que han echado hasta ahora.
  • Me he leído un libro entero en inglés, es de dibujos; pero a mí me vale.
  • He retomado el ballet. Después de pasarlo tan mal en un conservatorio de danza, he sido capaz de volver cuatro años después a otro sitio para poder bailar, eso sí, de momento se trata de un hobbie.
  • He actuado delante de un escenario dejándome llevar por la música y viviendo el momento.


Estas son algunas de las cosas de las que ahora mismo me acuerdo, durante esta semana intentaré escribir una entrada cada día hasta el 23 de enero (este día incluido) que es mi cumpleaños y como podéis adivinar cumplo 16 inviernos.
P.D: Lo más probable es que vaya añadiendo cosas a esta lista. Si os interesa, estad atentos;)

sábado, 2 de enero de 2016

Algo de cine: Una pastelería en Tokio y Todos los chicos de mi vida

Antes de nada ¡Feliz año a todos! Espero que este 2016 seáis más felices que nunca y que consigáis cumplir todos vuestros sueños.
Sé que llevo meses sin publicar; pero las razones son bastantes externas al blog. Tampoco es que haya leído mucho casi nada y no he podido cumplir mi reto del año pasado de leer 40 libros. Pero no pasa nada, porque ya empieza un nuevo año con ganas y con muchas oportunidades y esperanzas.
Hoy os traigo un resumen de dos películas que he visto estos días y que me han parecido geniales. Una de ellas ya la había visto, pero tenía la necesidad de enseñaros ambas, porque las considero muy recomendables.
Una pastelería en Tokio (2015)

Esta película cuenta la historia de un hombre llamado Sentaro que dirige una pequeña pastelería donde sirven dorayakis, unos pasteles dulces rellenos de frijol rojo. Un día una anciana llamada Tokue se ofrece a ayudarle y él accede a regañadientes, pero pronto Sentaro descubre que Tokue es una persona especial y que tiene unas manos capaces de hacer milagros.
La verdad es que prefiero no contaros más sobre la película, creo que es mejor que la veáis sin saber mucho y sin ninguna expectativa, como fui yo. Antes de verla sentía que iba a ser el típico drama ñoño de siempre, pero la película es tan bonita y tan fascinante que me dejo sin palabras. No sé si los causantes de que me gustase tanto fueron los diálogos o la gran calidad de imagen, pero me parecía una auténtica obra de arte. Cada personaje, cada sonido, cada imagen, cada fragmento... en serio, todo era genial.

Todo el mundo tiene una historia que contar, 
hasta el sol y el viento.

Una curiosidad es que decidí verla en versión original con subtítulos y no sé que me ha pasado, pero tengo muchísimas ganas de aprender japonés este año y ser capaz de leer un poema entero en japonés.


Todos los chicos de mi vida (2001)

 Narra la vida de Bev, una chica inteligente y aplicada, que sueña con ser escritora y vivir en Nueva York. De un momento a otro, su vida cambia cuando conoce en una fiesta a Ray y queda embarazada de él. De repente todos sus sueños y expectativas se derrumban y tiene que encargarse de cuidar a su hijo, pero Bev tiene todavía esperanzas de poder encauzar su vida. 
Esta película es genial de principio a fin, cuando empece a verla ya sabía que me iba a gustar y no estaba equivocada. Hay ciertos momentos en los que te mueres de risa y otros en los que la tristeza te invade por dentro. Lo que más me gusta sin duda es el carácter Bev, sus ganas de conseguir sus sueños y de no rendirse después de todo es la clara definición de fuerza. 
Vivo enamorada del final, porque la familia es capaz de perdonarlo todo y siempre serán capaces de apoyarte incondicionalmente.

Aw *_*