viernes, 26 de agosto de 2016

Seguimos vivos

Había leído en un blog el argumento y me había llamado la atención desde el primer momento, no se oyen ese tipo de cosas todos los días. Nada más volver del campamento, caí en la tentación y empecé a ver los primeros capítulos, se me hacían demasiado cortos y no paré hasta terminarme la primera parte y desear con todas mis ganas que MTV se pusiese las pilas en seguida y sacara la siguiente. No sabía que era exactamente lo que me hacía verlo, si las risas primerizas o ciertos puntos actuales que destacaban y que me hacían sentir mucho más conectada a ese mundo. Ese verano también sacaron la segunda parte de la primera temporada y prácticamente fue cuando caí perdidamente enamorada de Amy y Lauren, ambas estaban unidas por secretos difíciles de confesar.
Ese 2015 fue demasiado duro, las circunstancias hicieron que fuese así y recuerdo que me daba la vida sentarme y volver a la vida diaria del instituto Hester.
Experimenté uno de mis primeros OTP y fue literalmente genial. No existen palabras para explicar las sonrisas que yo esbozaba en esos momentos.
 Al final de la segunda temporada lloré, a menudo muchas de las frases de esta serie me habían calado hondo; pero esta fue la gota que colmó el vaso y la que me hizo llorar de felicidad.

Because this is a school that accepts you, even if you don't accept yourself

En 2016 la abandoné por unos meses, pero cuando vi que habían sacado una nueva temporada, decidí reservar aquellos episodios para más adelante. Y así fue, me encantó como siempre, habían estrujado el argumento y me habían vuelto a enamorar. Hace poco supe que la habían cancelado y me entristeció, pero de algún modo me hizo sentir que todavía me quedaban unos pocos episodios por ver. Esta semana la he terminado para siempre.
 Amy me resultó molesta a lo largo de esta temporada; pero eso hizo que Lauren se convirtiese en mi favorita de la serie, nunca me cansaré de ella y de su sonrisa, de todo lo que dice. Nunca me cansaré.
He acabado la serie con la sensación de que todavía va haber otra temporada; pero no. Esta vez Faking it no ha tenido suerte.

Llevo bastante tiempo cuestionándome que debo hacer con el blog, siento que el mundo de los libros no me llena como antes, quiero más. Quiero hablar de muchas más cosas, comentar sobre otros mundos. No os voy a engañar, este blog nunca ha sido "literario" como tal, pero quería liberarme de la presión de lo que pudieseis pensar después de esta y de muchas mas entradas del estilo.
A partir de ahora, "Cupcake literaria" será algo más, será algo que me llene y que me haga sentir feliz.